Tailandia, Changs y el fondo de emergencia.

Tailandia y el fondo de emergencia

¿Como actuarías si estás en Tailandia de vacaciones y te quedas sin trabajo? ¿Dejarías de beber Changs? El fondo de emergencia puede hacer que sigas tumbado en una playa paradisiaca sin preocuparte demasiado.

El coronavirus en Tailandia

La historia comenzaría cuando una noche tomando cerveza en un típico pub inglés, a tus amigos se les ocurre que el siguiente viaje sea legendario.

Con vuelos, hoteles con piscina, un par de excursiones pagadas y mucha ilusión, aparece el protagonista de 2020, el coronavirus.

Pocos días antes de partir confirmamos que solo hay 70 casos en todo el país, muchos menos que Italia, España o Uk.

Nos lanzamos, con un poco de miedo, pero nos lanzamos.

Y aunque lo ideal no es viajar con una pandemia, no estábamos tan mal. Aterrizamos, y aparte de los 38 grados, nos encontramos a miles de asiáticos con mascarillas (nada habitual en ese momento en europa) menos turistas de lo habitual y sin restricciónes.

Un día, viendo una puesta de sol espectacular en el Amsterdam Bar en Ko Pha-ngan mientras disfrutábamos de una cerveza Chang nuestros teléfonos empiezaron a sonar sin parar.

Grupos de trabajo, familia y amigos escribiendo WhatApp sin parar. Confinan Inglaterra (donde vivo), agregando una nueva palabra a nuestro vocabulario – Lockdown.

La situación era:

  • Te encuentras en Tailandia
  • Tu empresa cierra por un virus y no sabes hasta cuando.
  • Tienes un contrato de cero horas que no te garantiza conservar tu empleo.
  • No tienes ni idea si el gobierno te pagará algún subsidio.

El fondo de emergencia

A pesar de toda la incertidumbre, me sentí seguro económicamente. Gracias a llevar tiempo educandome financieramente mediante libros, blogs, podcast, etc… poseía un fondo de emergencia que cubría 6 meses de mis futuros gastos.

Dejar de gastar dinero en dos cafés diarios en Starbucks, en salir todos los fines de semana y en no comprar ropa en JD tuvo su recompensa.

Podía seguir con mi viaje tal y como lo habíamos planeado ya que en su día hice los deberes apartando parte de mis ingresos. Koh Tao buceando entre corales, Krabi con su isla de James Bond o las Phi Phi me seguían esperando.

No se acabó la hora Chang, siguieron las fiestas (con mascarillas), los Pad Thai, stir rice y los masajes tailandeses.

Todo gracias al fondo de emergencia.

SI quieres saber más sobre el fondo de emergencia lee aquí, Fondo de emergencia: ¿Qué es y cómo crearlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *