¿Qué es la cartera permanente?

Que es la cartera permanente

En plena época de Bitcoin, criptomonedas o de Tesla entrando en el SP500, ha surgido con fuerza el concepto de la cartera permanente. En los últimos tiempos, con la llegada de nuevos inversores que quieren ser precavidos y no quieren cagarla y gracias al boom de la libertad financiera, está sonando cada vez más La Cartera Permanente de Harry Bowne. Una estrategia de inversión muy sencilla, segura y estable que se basa en cuatro grandes pilares.

Black Friday Promotion

Harry Browne

Pilares cartera permanente

Este escritor, político y analista de mercados americano nacido en Nueva York en 1933 y que falleció en 2006, fue el que acuñó el término de Cartera Permanente. Después de escribir tres libros con mucho éxito ¨How you can profit from the coming devaluation” en 1970, How I Found Freedom In An Unfree World en 1973 y You Can Profit from a Monetary Crisis. Centró su trabajo en los años 70 en desarrollar un método que fuera seguro, produjera entre un 4,5 y 5,5% de rentabilidad anual y fuera estable a las diferentes situaciones del mercado.

Así surge La Cartera Permanente de Harry Browne, centrada en sólo 4 pilares de inversión (oro, acciones, bonos y dinero en efectivo).

Diferentes situaciones económicas

Como no podemos predecir qué situaciones económicas nos encontraremos. Según Harry Browne, si adoptas su método, tu cartera soportará cualquier situación que se produzca en el mundo. Ya puede haber una guerra entre China y Estados Unidos, caer una bomba nuclear en Japón o aparecer un coronavirus que arrase a todo el mundo. Con esta cartera podrás dormir a pierna suelta sin preocuparte demasiado por tus inversiones.

En situaciones de prosperidad donde sube la economía, la bolsa hace máximos, los negocios están ganando dinero a espuertas, incrementa el consumo, baja el paro, hay bajos tipos de interés, etcétera. El activo que mejor se comportará en este periodo serán las Acciones y, en menor medida, los bonos a largo plazo.

Si nos encontramos en una recesión, la economía empeorará, gastamos menos por lo que disminuyen el consumo y la inversión, muchas personas irán al paro se elevan y hay money en circulación. En esta situación tenemos que utilizar nuestro 25% de dinero en efectivo para buscar gangas y comprar activos a menor precio. Las recesiones suelen durar entre 3 y 6 meses.

Cuando se produzca una inflación, tiraremos del archiconocido oro que será la estrella en este periodo. El aumento de los precios en los bienes y servicios hace que nuestra moneda pierda valor adquisitivo y que el oro se convierta en valor refugio por lo que sube su precio.

En una deflación la oferta de los bienes y servicios es mayor que la demanda. Bajan los precios y aumenta el desempleo. Los bonos ya existentes son el mejor activo en los periodos de deflación.

En resumen, las acciones serán las estrellas del All-star en épocas de prosperidad, el oro será el top cuando nos encontremos en una época de gran inflación, los bonos nos ayudarán a mantener nuestra cartera en las deflaciones y utilizaremos nuestro cash disponible en los periodos de recesión para conseguir mejores rentabilidades.

Rentabilidad de la cartera permanente

El objetivo de Harry Browne después de comerse el coco haciendo muchas estimaciones era que su cartera permanente diera alrededor de un 5% anual. Pero iba mal encaminado y se equivocó para bien.

La rentabilidad media anualizada real de una cartera permanente americana desde 1972 ha sido del 10%.

Una cartera permanente europea desde 1999 habrá dado un 6,5% de rentabilidad anualizada.

Evolución cartera permanente

Rebalancear la cartera

Según su creador, deberíamos revisar nuestra cartera permanente sólo una vez al año. Media hora y a otra cosa. Es una de las características de esta forma de inversión pasiva.

A lo largo del año algunos activos habrán subido y otros habrán perdido valor y su precio habrá bajado. Para evitar pagar innecesarios costes como comisiones o ingresos, solo deberás rebalancear la cartera cuando alguno de los activos supere el 35% o sea más bajo del 15%.

· Venderemos el activo con el porcentaje mayor hasta dejarlo en un 25% y compraremos los activos que hayan perdido ese año.

Volatilidad de la cartera permanente

Una de sus principales características es su baja volatilidad en comparación con otros instrumentos económicos, por lo que hace sentirnos más seguros al estar invertido en ella.

Y es que cartera tiene una volatilidad media del 7%, mucho menor si la comparamos con, por ejemplo, la volatilidad del SP500 que ha podido llegar incluso a más del 20%.

¿Cómo crear nuestra cartera permanente?

Vamos al lío. Ahora veremos instrumentos sencillos con los que formar nuestra cartera permanente:

  • En cuanto a las Acciones, puedes simplificar utilizando fondos indexados o ETFs como el MSCI EMU (European Economic and Monetary Union)  o el MSCI World. O si deseas una gestión más activa puedes comprar empresas con dividendos crecientes.
  • La mejor manera de invertir en Oro hoy día es a través de algún ETF relacionado con él como el SPDR Gold Share, siendo el mayor ETF que existe de este metal.
  • Para el 25% de los bonos una de las opciones es el Vanguard 20+Yr Euro Trs Idx Ins EUR Acc.
  • Nuestro dinero en efectivo podemos dejarlo en una cuenta remunerada en algún banco como en MyInvestor que nos proporciona un 1% anual.

Lee Donde Invierto mi dinero

¿Para quién está diseñada esta cartera?

Esta cartera será apta para ti si:

  • Estás cerca de la jubilación o de la libertad financiera.
cartera permanente pocker
  • Eres adverso al riesgo y no puedes ver como tu cartera se desploma estrepitosamente en momentos de crisis.
  • Eres un inversor pasivo que no quiere pasar mucho tiempo analizando empresas ni mercados.

Esta cartera NO es para ti si:

  • No tienes un perfil conservador y aspiras a una rentabilidad más alta.
  • No deseas que la mitad de tu cartera esté en bonos con tipos de interés bajos y dinero en efectivo.

Conclusiones:

  • La cartera permanente es una estrategia sencilla para diversificar nuestro patrimonio.
  • Fácil de diseñar: 25% en acciones, 25% en oro, 25% en bonos y 25% en efectivo.
  • Rentabilidad media anualizada sin descontar la inflación del 10%.
  • Rebalanceamos una vez al año.
  • Poca volatilidad
  • Útil para personas cercanas a la independencia financiera y para los adversos al riesgo.

Si quieres profundizar más en este tema te recomiendo estos 2 libros: (sin enlace de afiliados)

The permanent portfolio

El inversor conservador: Cómo proteger tu pratimonio con la Cartera Permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *